martes, febrero 11, 2014

Restauración de Arte y Mobiliario: Actualidad.


Desde que nos hemos puesto con la tarea de trabajar como Restauradores, han pasado muchas piezas por nuestras manos; desde piezas con carácter museable, hasta de uso doméstico. Cada una de ellas han sido tratadas con el debido respeto requerido y también intervenidas de manera acertada, siendo empleada una metodología correspondiente a sus características matéricas.


El trabajo de la Restauración como tal, que sería el de devolver a la pieza, entre otras cosas, su funcionalidad, es un trabajo que requiere paciencia y un estudio personalizado del objeto que se pretende intervenir, ya que de no ser realizada con buenos parámetros, los procesos pueden acarrear consecuencias incluso irreversibles.


No es un trabajo sencillo; no es rápido ni barato, por lo tanto hay que tener conciencia de ello: de que el tiempo es indispensable para que los procesos (cada uno) sean certeros y eficaces, que sean duraderos y realizados lo mejor posible, entendiendo eso de "lo mejor posible" por estética matérica en cuanto a soporte.


Una vez seleccionados los materiales necesarios para cada proceso de la intervención (entiéndase Restauración), así como las herramientas adecuadas, junto con la documentación fotográfica y estudios previos, tanto históricos como de cada estrato, es entonces cuando podemos decir que somos fieles a la pieza si la abordamos con principios éticos, que no serán otros que las pautas que sigue el profesional de la materia.


Así cada trabajo realizado está justificado por una previa propuesta que se basa en la misma ética de Conservación, donde la historia de la pieza rige como argumento.


Los estudios de las propiedades organolépticas de cada objeto, nos lleva a determinar unas pautas a seguir para dar comienzo a un estudio formal de cada pieza y determinar si es de carácter doméstico o museable, y poder situarlo en una etapa de la evolución historica. Así, al tenerlo claro, la propuesta de intervención virará por distintos procesos que podrán ser tan variados como los diferentes objetos existentes por restaurar.


En cuanto a este tema, el de determinar cómo actuar según la pieza que vamos a intervenir, la dificultad radica en la amplia diversidad de obras y sus distintas épocas que serán intervenidas con diferentes técnicas según su forma de elaboración, los materiales que haya empleado el constructor/artista y la función que venga implícita en su construcción.


La metodología del estudio de cada pieza es indispensable, así como el seguimiento documental de su intervención, siendo esto una de las características de la profesión de Restaurador.


En cuanto a las técnicas, ya sean artesanales o científicas, es necesario que su empleo sea de manera adecuada y correspondiente a las características del objeto que intervenimos, así, cada estrato será tratado correctamente sin causar daños o nuevas patologías, efectuando cada proceso de una manera fiel a la obra y sus materiales.


Así, haciendo una fusión de técnicas tradicionales con modernas, Quercus Centro de Conservación y Restauración de Arte, sigue con la labor de salvaguardar el Legado que el tiempo deja a su paso.



tags: Restauración de mueble en valencia, Restauración de Arte en Valencia, Restauración de lienzo en valencia, Restauración de portones Valencia, restauración de puertas valencia, restauración de cómodas valencia, restauración de pintura valencia, colocacion de rejilla artesanal, tratamiento de carcoma, polilla termita, barnizado de muebles

martes, enero 14, 2014

La importancia de la Restauración.


El deterioro que el paso del tiempo genera sobre los objetos, es muchas veces irreversible, ocasionando pérdidas insustituibles. Por ello la importancia de actuar si lo que se quiere es salvaguardas los objetos que en cierta manera han marcado la historia, ya sea como Patrimonio o a nivel personal. En este caso podríamos detenernos: hablemos del valor personal, de la historia del uso común y doméstico. No todos los objetos que llegan a nuestras manos desde el pasado (ya sean herencias o compras advenedizas) son cargados de carácter museístico, sino que tienen un «uso doméstico», que no por ello se infravalora, pues también requiere un tratamiento especializado, una Conservación y de ser necesario una Restauración ética que devuelva a la pieza sus características físicas iniciales.

Estos tratamientos, como diría Cesare Brandi, en el libro Teoría de la Restauración (ALIANZA FORMA), «deberán ser dirigidos a devolver la eficacia del producto de la actividad humana», esto es, devolverle sus cualidades como objeto, sus funciones y de ser posible, su estética original en conjunto, como un todo.

Ahora bien, el valor que puede tener un objeto (en este caso de uso cotidiano), no siempre es económico, sino que puede ser Histórico: hablamos de la situación que vivió en el pasado; Geográfico: la importancia de la pieza determinada por la zona; Estético: por las características matéricas, donde también podríamos encasillar lo artístico. Y añadiremos un valor: el sentimental. Aquí acentuaremos este valor, lo subrayaremos. El valor sentimental, a diferencia de otros «valores», tiene un margen amplio y sin morfología, puede ser variado y en ocasiones indescifrable, es un valor personal e intransferible, mismo que no está por debajo de los demás, sino que es evaluado con el mismo grado para el dueño del objeto al que se le ha designado este valor.

Sea cual fuere el valor del objeto (léase valores de objetos de uso cotidiano), en caso de que se busque conservar y recuperar éste, deberá ser tratado por un especialista que determine en base a un estudio previo cómo tratarlo y qué tipo de materiales utilizar, empleando principios éticos que un Restaurador tendrá presente.

Siendo así, te recomendamos que no dejes que un inexperto se encargue de aquella pieza, obra u objeto al que se le ha designado un valor, y que antes de intervenirlo, se te explique cuáles son las pautas para actuar.

jueves, noviembre 28, 2013

Restauración como primera necesidad.

Hace algunos meses estuvimos hablando con un Arqueólogo sobre el panorama laboral actual. No daremos detalles, pero creemos que por todos es sabido que el Patrimonio al no estar considerado dentro de la categoría de primera necesidad, en el ámbito laboral se ve ofuscado por otras opciones al parecer más importantes y por ende más rentables para algunos, como sería la inyección económica a eventos masivos, o construcciones de monumentos lucrativos.
Al ser así, el Arqueólogo como el Restaurador (léase Antropólogo, Historiador) se ve en un segundo plano, lo que le conduce a buscar trabajo en otros sectores. Es una pena, pero es así, una pena que se desaprovechen grandes salvaguardas del Patrimonio, de las antigüedades, de los objetos que nos dan muestra del pasado.

Se requiere, en nuestro caso, que la Restauración sea de primera necesidad, que se genere un interés colectivo y así el ambiente laboral sea más amplio y por consecuencia, el rescate de piezas que nos recuerden algunos puntos de la historia, sea más efectivo y constante. Esto no es un manifiesto, es una realidad que necesita estar presente.



tag: restauración de mueble valencia, restauración de antigüedades valencia, restauración de pintura valencia, restauración de esculturavalencia, cursos de restauraciónvalencia, restauración de arte valencia

miércoles, agosto 14, 2013

Traslado de obras de Arte.

La importancia de la Conservación del Patrimonio Histórico es fundamental tanto si se pretende hacer conciencia social, como si se busca salvaguardar lo que el paso del tiempo deja de testigo para las siguientes generaciones; siendo éste un tema elemental humanitario digno de ser obligado. Se necesita de personal calificado para realizar intervenciones —sea cual fuere dentro del tema—, ya que de no ser así, los daños pueden causar pérdidas que involucran a todos; perdidas irreversibles, por lo tanto es de menester que al abordar una pieza con estas características, sea cuidando los Principios Éticos elementales que rigen los pasos a seguir, esto es, la metodología y sistemas estudiados para efectuar adecuadamente cada proceso sin dañar lo irrecuperable. En cuanto a ello, se puede decir que la profesionalidad sí debe ser obligada, necesaria y por ende un requisito dentro de la conciencia social —recordando que el Patrimonio Histórico le pertenece a todo aquel que es parte de la sociedad—, por lo que desde el principio se deben tomar consideraciones específicas: como una buena documentación, que nos servirá de registro, otra vez, histórico; sin olvidar las mediciones necesarias ambiéntales, de humedad, luz y algunas patologías que evidencien el deterioro, para después tener un examen organoléptico adecuado a las características de la pieza. También es elemental saber realizar un traslado adecuado una vez identificados los daños que pueda tener el objeto en cuestión, pues de esto dependerá el método que utilizaremos para transportarlo. Este método, que llamaremos sistema de traslado, servirá para efectuar las protecciones adecuadas y así realizar los movimientos de la pieza sin causar daños a ninguno de sus estratos; entiéndase, estructura, policromías, injertos, metales y el largo etcétera que podríamos enumerar. Por ello, la importancia de mover un objeto artístico debe de ser cuidada a fondo y estudiada por especialista en el tema, pues como hemos dicho antes, los daños son irreversibles, ya que al perder un trozo de la historia que nos convierte en el presente, ¿no estamos perdiendo parte de los más importante que nos hace ser las sociedades actuales?

domingo, mayo 26, 2013

Restauración de Antigüedades.


Como ya lo hemos hablado antes, el actuar sobre un objeto —entiéndase con cierta antigüedad o de carácter artístico, incluso doméstico—, siempre trae consigo una "resaca" que analizada es en sí misma experiencia, que nos sirve como base para las siguientes Conservaciones-Restauraciones en las que trabajemos.
Cada objeto tratado, nos amplía el campo del entendimiento y del conocimiento, ya que utilizando las pautas adecuadas (Principios Éticos de Intervención), la forma de actuar será empleando materiales y productos específicos para las características matéricas de cada pieza, dando como resultado, intervenciones idóneas y enfocadas al objeto que se está interviniendo.


Las diferencias que existen para Restaurar cualesquier obra de Arte, entre las que incluiremos al Mobiliario, son tan familiares al Restaurador profesional, que éste se ayudará de sus conocimientos en diferentes ramas de Restauración y así efectuará —con exactitud— procesos adecuados tanto a nivel estético como histórico a la pieza, sin dañar su legibilidad. Al decir histórico, nos referimos a que los materiales empleados serán similares o correspondientes a los que se utilizaban en la época que fue creada la pieza. Como ejemplo podríamos poner una escultura dorada de forma tradicional, cuya preparación será natural con recetas artesanales y que por consecuencia, una intervención será empleando —hasta donde sea posible—, los mismos materiales y recetas.


Ahora bien, en caso de que una pieza o materiales de la pieza sean insustituibles, haremos uso de los productos que la innovación tecnológica nos brinda, y así intervendremos sin dañar, prolongando la conservación de la obra para el disfrute de futuras generaciones.


tag: restauración de mueble valencia, restauración de antigüedades valencia, restauración de pintura valencia, restauración de esculturavalencia, cursos de restauraciónvalencia, restauración de arte valencia

martes, abril 02, 2013

Conservación-Restauación vs Noprofesional.


Como bien es sabido, la línea que separa al profesional (Conservador-Restaurador), de los tradicionalmente "manitas" o "Noprofesionales" —dentro de la investigación e intervención de piezas artísticamente consideradas (desambiguación) como objetos museables o con carácter matérico en el ámbito del Arte—, cada vez se está volviendo más delgada, pues el "noprofesional", incluso frente a la sociedad, muchas veces ya es considerado como Restaurador profesional, aunque no pueda (ni por asomo) serlo. Ahora bien, la pregunta adecuada sería: ¿qué diferencia existe entre el Profesional de la Conservación-Restauración y el Noprofesional oficial de turno?

Para responder a esta pregunta, casi retórica dentro de las obviedades, no se precisa más que determinar la necesidad de operarios con metodologías aplicadas a las intervenciones a realizar y así solventar con medios el uso que se tiene a las palabras Conservación y Restauración, que no son otra cosa que el resultado de un camino de experimentación histórica evolutiva que ha sufrido la humanidad. Entonces, el profesional de la Conservación (entiéndase Restauración al uso), se basa en una metodología de trabajo que abarca el estudio, por lo que le convierte en investigador del objeto a intervenir, con pautas que pueden ser versátiles según la zona o leyes actuales que apliquen a sus criterios previamente establecidos.


Por consiguiente, un Conservador, frente a un "noprofesional" de turno, tiene más armas, pues no solamente domina el arte de intervenir matéricamente un objeto, esto es, no solo es capaz de determinar qué procesos debe seguir y cómo deben de ser abordados, ni los materiales específicos que serán necesarios emplear (dejando claro que el profesional tendrá control de técnicas artesanales tradicionales y procesos científicos actuales), sino que también está calificado y cualificado para dictaminar los carácteres iconográficos así como iconológicos que proyectarán a la pieza como objeto de estudio formal; que por otro lado, el "noprofesional" no será capaz ni siquiera de imaginar que existen.

Ahora bien, el "noprofesional" o cariñosamente dicho "manitas", tendrá que cambiar en cuanto a principios de actuación para elegir el camino adecuado al realizar una intervención ética con fundamento, ya que como es sabido, es necesario tener fundamentos para intervenir con éxito un objeto. Dejando claro que al decir "éxito", nos referimos al amplio proceso de Conservación-Restauración, que sería tener dominio de los procesos artesanales y de los que están dentro del campo de la ciencia y su estudio, como hemos dicho antes, formal.


El planteamiento del Conservador-Restaurador vs el "noprofesional", será en medida eternizado según la sociedad entienda que es necesario que existan especialistas enfocados a los objetos artísticos, ya sea de carácter mueble o inmueble; pues de no ser así, se corre el riesgo de las malas intervenciones que en vez de solucionar o salvar de una desaparición inminente a los objetos, aportan causas de deterioro mayores que las posibles patologías causadas por el tiempo.



Tags: Restauración de pintura en Valencia, Restauración de lienzo, Restauración de pintura de caballete, Antigüedades, Restauración de mueble en Valencia, Restauradores profesionales en Valencia




lunes, marzo 04, 2013

Restauración de pintura.


La fotografía anterior muestra un detalle de una pintura cuyo barniz sufre oxidaciones (nada ajeno a lo que el tiempo es capaz de hacer sobre los barnices resinosos), una patología común al intervenir policromías. En este caso hemos optado por eliminar el estrato afectado sin dañar la película pictórica; para ello, es necesario determinar cuáles son las características matéricas de la obra y así saber con exactitud el disolvente a emplear.
Es recomendable que estos procesos los realice una persona cualificada para evitar deterioros irreversibles.

Tags: Restauración de pintura en Valencia, Restauración de lienzo, Restauración de pintura de caballete, Antigüedades

lunes, febrero 18, 2013

Reparación de embarcaciones de madera.

Estuvimos interviniendo los mástiles de un velero en las instalaciones de Varadero Valencia. Cada mástil, de aproximadamente 15 m. de largo, presentaba ataques de xilófagos y hongos de pudrición, por lo que tuvimos qué aplicar tratamiento con diferentes productos desinsectantes y desinfectantes, y después realizar consolidaciones puntuales donde han sido necesarias. 


Es recomendable el buen uso de la madera y sus respectivos cuidados para evitar mayores daños causados por agentes de deterioro externos. Recuerda que la conservación de la madera, traerá consigo su duración más prolongada, pues con los cuidados básicos: barnizados respectivos y protecciones contra agentes bilógicos, mantendrás tu embarcación en un buen estado, libre de patologías en la madera.


Nuestros servicios enfocados a la reparación de madera de embarcaciones son: tratamientos de carcoma, saneamientos de hongos, consolidaciones estructurales, barnizados específicos, limpiezas y restauraciones generales de los soportes, tanto interiores como exteriores.
No dejes que el sol, la humedad y otros agentes de deterioro, sean los que estropeen tu embarcación. Ponte en contacto con nosotros. [www.quercusrestauracio.es]


Tags: repair and refit valencia, varadero valencia, reparación de barcos de madera valencia, restauración de mástiles valencia, desinsección de barcos de madera valencia, tratamiento de hongos en barcos de madera, reparación de embarcaciones de madera valencia, restauración de barnices en barcos de madera, barnizado de barcos, barnizado de embarcaciones, limpieza de barcos, desinfección de barcos valencia, desinsección de barcos valencia

sábado, febrero 02, 2013

Restauración de Muebles en Valencia.


Actualmente (y cada vez más) se considera que las piezas artísticas que forman el mobiliario deben ser preservadas como vestigio histórico para futuras generaciones, esto es, conservar el pasado como un recuerdo para nuestro presente y siendo así, también una muestra de la cultura de Conservación que hoy en día existe, como muestra para el futuro. Gracias al mobiliario podemos conocer algunas costumbres que sociedades pasadas han tenido por cotidianidad, ya que el uso de ellos -de los muebles- marca costumbres típicas en diferentes zonas geográficas: no es lo mismo un mueble cuyo uso en zonas frías o húmedas servía de almacenaje, que uno de las mismas características ubicado en los interioriores de un palacete francés (entiéndase la diferencia en cuanto a higroscopicidad se refiere). Con el mobiliario también sabremos de tendencias y modas en su uso, pues son y han sido un complemento para la comodidad del que así lo ha considerado; aunque también; y ya hablando de los creadores, diseñadores o artesanos, no siempre fue enfocado el mueble a la comodidad como tal, ya que en algunos casos, como en las piezas barrocas -por hacer mención de algunas-, el enfoque en cuanto a la comodidad era nula, o prácticamente nula y su directriz constructiva era meramente estética.

Sin hacer uso del razonamiento historico-social, se puede afirmar que el conservar los objetos de carácter mueble, es indispensable para preservar la memoria que la humanidad nos ha dejado con sus costumbres en diferentos aspectos, y en este caso, constructivos.

Salva un trozo de la historia, ¡Restaura tus muebles!


Más en Tag: antigüedades massarrojos, antigüedades borbotó, antigüedades moncada, antigüedades godella, antigüedades campolivar, antigüedades rocafort, antigüedades alfara del patriarca, antigüedades paterna, antigüedades alboraya, antigüedades valencia, restauración de muebles valencia, vaciado de pisos, venta de antigüedades.

viernes, diciembre 28, 2012

Restauración de Arte en Valencia para todos.


Un año más ya acomete con sus prisas, otro año que la labor de Conservador-Restaurador es defendida pese a los acontecimientos mediáticos que ensucian el buen uso de la ética en cuestión. La ética de aquellos los salvaguardas del Patrimonio, de aquellos que creemos que es de menester rescatar piezas que conservan una historia, un trozo de nuestra historia, la misma que nos forja como humanos, la que nos hace entender cómo una evolución se ha transformado hasta nuestro actual estar y que gracias a ello, podemos disfrutar de las comodidades donde la historia -que en continuo movimiento evoluciona- nos brinda.

Otro año en el que seguimos en pie luchando por rescatar lo que nos pertenece: son los recuerdos de momentos que también han hecho madurar al Arte en sus diferentes manifestaciones. Y por ello estamos agradecidos, pues podemos seguir en el camino ya elegido pese a las dificultades que la profesión otorga.

Ahora llega un 2013 y seguiremos dedicando el tiempo al tiempo, criatura que no se detiene, misma capaz de generar tantas patologías sobre los objetos como hermosas pátinas a su paso.


Continuamos con las intervenciones, respetando las piezas como la ética del Restaurador lo exige, esperando que las siguientes eventualidades mediáticas sean a favor del patrimonio, de la cultura que apuesta por la Conservación del mueble, de la pintura, de la escultura, del papel; incluso de los grandes monumentos arquitectónicos y otras piezas de caracter museable. Tenemos la confianza de que este año que comienza, será el año que la sociedad tendrá un cambio intelectual enfocado a la preservación del tan necesitado Patrimonio Histórico.

martes, noviembre 13, 2012

Restauración de obras de arte, incluyendo, como todos sabemos, al relegado mobiliario.

Hace algunos días recibimos un mail de Roberto Caballero, interesantes letras de las que creemos es imprescindible hablar, por lo que nos hemos puesto la tarea de realizar un post que sirva para aquellos que están involucrados con la Conservación y la Restauración de piezas antiguas, o para los que simplemente les atrae el tema de las antigüedades y la Restauración de obras de Arte, incluyendo, como todos sabemos, al relegado mobiliario.


Apreciables señores, Restauradores del Patrimonio, Salvaguardas de nuestra Historia:
Llevo muchos años con el gusto e interés por la historia del arte, por cómo ha sido su evolución hasta convertirse en parte de lo que hoy entendemos como Patrimonio, esa misma pasión me ha llevado a estudiar, leer y documentarme día a día en asignatras de conservación y algo de restauración, lo que me ha abierto los ojos y enriquecido en el eterno recorrido del conocimiento. Ya lo digo antes, todo esto, ha sido gracias al interés por documentarme con lecturas y haciendo visitas a museos, galerías y diferentes centros culturales. Todo esto como consecuencia ha provocado que me sienta menos capacitado para entender nuestro sistema actual en cuanto a la preservación de los bienes culturales, y me refiero al hecho de decidir qué merece ser "salvado" y qué no. Lo que sí, es que el conocimiento de temas en los que estoy profundizando, me ha ayudado a reflexionar sobre lo que se considera como parte del Patrimonio Histórico y lo que por desinterés o falta de medios, no es así considerado, y que me indigna y sigo sin entender, pues no cabe en mi cabeza el hecho de que "algunas piezas" sean catalogadas, estudiadas y alojadas en museos, y otras, para su desgracia, sean relegadas al olvido y por ende, a su extinción, tanto matérica como históricamente podría describirse. Una de mis grandes dudas, viene a formularse a causa de la relación que pueden tener los intereses políticos con el hecho de que no se respete plenamente lo que los años nos dejan como muestra de sociedades pasadas y sus costrumbres. Espero equivocarme, auque todo indica que no, y que en realidad, mi ignorancia es lo que provoca que no pueda asimilar la relación economía-patrmonio y patroimonio-cultura-política, pues si se decide no conservar lo que nuestro legado tiene, entonces el nivel cultural que nuestra sociedad marca, es deplorable; y si el patrimonio, es solamente resguardado a consecuencia de un sistema económico-político, entonces estamos perdidos, como nuestro patrimonio mismo podría estarlo. Tampoco quiero parecer el listo de la clase, pero sigo sin encajar cómo las grandes y respetables instituciones permiten que siga pasando la pérdida de los que nos forja como humanos dentro de la misma actualidad, pues, somos simplemente (en la complejidad que el término permite) un resultado de nuestra historia y por lo tanto, salvar lo que nos hace y define, es inminente, necesario y, por qué no, obligatorio.
Insisto, es la ignorancia lo que me hace hablar, y desde ahí, desde la ignorancia, me gustaría que estas letras se leyeran como una invitación de alguien que ignora cómo puede ser que aún no se preste la atención necesaria y obligada al rescate de lo que ha creado nuestra actualidad, que es su historia. Palabras que en un descuido serán atendidas, pues nuestra sociedad, alguna vez perteneció al pasado, donde se crearon artistas en diferentes disciplinas que hoy iluminan nuestros museos, galerías, casas y centros culturales; artistas que desde su creatividad, construyeron un futuro artístico que hoy nosotros disfrutamos y en muchos casos, conservamos, restauramos y estudiamos. 
Hace falta que se motive al rescate de trozos de historia, pues no es suficiente salvar lo que se considera "salvable", ¿y que hay de aquello que funcionó en la cotidianidad de hace dos siglo o más? Quizá parte de lo que necesitamos, sea hacer conciencia y nada más, por ello lo de escribir esta carta, y que sirva de algo, aunque sea un pequeño impulso y que, cuando alguien la lea, subraye que la historia es para ser recordada, ya que, si no es así, podrá pasar lo que ha sucedido a nuestros ancestros, que por falta de causa y conocimiento, dejaron perder su pasado como materia, que es el nuestro, y como dijo Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana: "Quien olvida su historia, está condenado a repetirla".




miércoles, octubre 10, 2012

Nuevo estilo.



Antiguamente se consideraba que los objetos de uso doméstico (cotidianidad), debían ser empleados y tratados como tal, sin ser valorados, ni con el derecho a tener el carácter de Arte, por la disyuntiva determinante que los convertía en piezas sin posibilidades de encajar en lo que se creía por artístico. Hoy en día, lo que entendemos por artístico (artisticidad), es lo que nos ayuda a comprender que gracias a la artificialidad de la pieza (creatividad adjunta), les podemos otorgar —en algunos casos—, el carácter de obra de arte, o pieza artística, encajando sus patrones matéricos en la rama de las artes aplicadas; mismas que empiezan a ser valoradas con más ímpetu gracias a que los representantes de la sociedad actual que creen en la "nueva" etapa donde la conservación del Patrimonio también alberga las piezas que no necesariamente se representan en lienzo, o sobre soportes de otras índoles. Un nuevo estilo abre las puertas a aquellos interesados en rescatar la memoria histórica social.

Ahora bien, la importancia de saber que existen piezas que deben ser tratadas (conservación-restauración) como objetos dignos de estudio, nos convierte en los representantes socio-culturales de ellas, ya que, en conjunto con historiadores, es un deber —social— que sean documentadas y así,  el Patrimonio siga conservándose de manera prudente para las nuevas generaciones.


Este "nuevo estilo", del que hablamos, el de conservar objetos, el de salvar piezas que el tiempo ha tenido por correcto dejarnos como muestra de las costumbres pasadas, va abriéndose camino entre la cultura general, ya que cada vez más personas consideran que es necesario rescatar lo que en su día sirvió no solamente de elemento estético, sino que funcionó como parte de lo que hoy sería nuestro uso cotidiano. Piezas que en su mayoría han perdido la utilidad actual, pero que por su antigüedad son requeridas como objetos decorativos.


Se puede decir entonces, que abogar por un "nuevo estilo", que sea respetuoso con los bienes de carácter mueble, donde el buen gusto (dentro de un tema meramente estético), es y debe ser parte de la tendencia a seguir.


lunes, septiembre 24, 2012

Por una Restauración ética.

 
 
A primera vista puede resultar difícil emplear los principios éticos al intervenir una pieza de cualquier carácter (museable, doméstico, histórico, etcétera), pero es necesario, ya que el Restaurador tiene como obligación salvaguardar el Patrimonio basándose en las pautas que con su formación ha adquirido, a estas pautas le llamaremos criterio de intervención. 

Pero..., ¿qué son los principios éticos?
Para poder responder a esta pregunta, habrá que ceñirnos a los Principios de Restauración actuales que encontramos en la Carta del Restauro de 1972 y en su revisión de 1987, donde el argumento se basa en la Ley de Patrimonio Histórico Español 16/1985.

Un principio ético podría describirse como la resolución adecuada (desambiguación), para actuar sobre la obra que se pretende, ya sea bien mueble o inmueble y de materiales que en su diversidad pueden dar juego a diferentes interpretaciones respecto a los daños que tenga en el momento de dar inicio a los estudios que marcarán un sistema capaz de preservar sin dañar, modificar, o causar nuevas tendencias socio-culturales—, lo afectado. A ésos daños le llamaremos patologías.
Dicho esto, el criterío ético serán los puntos que el Restaurador —sea cual sea su campo—, debe seguir en sus intervenciones; son los argumentos con los que justifica la propuesta que pretende utilizar como guión al abordar una pieza; recordando que la pieza en sí—, determinará, gracias a sus patologías, el orden cualitativo a seguir.


En Victoria & Albert Museum, tienen un planteamiento para intervenir las piezas con el que continúan desde 1994. El sistema empleado, lo denominan "Ethics Checklist", y es una lista de preguntas con las que el operario que va a intervenir la pieza, y basándose en el sentido común, responde para saber si está actuando bien o no. Dicho método del museo, funciona de manera precisa, pues es una ayuda directa de la que el restaurador hace uso. En su segunda edición (2004) actualizaron la lista, misma que mantienen hasta el día de hoy. La Ethics Checklist, utilizada por un profesional que antes ha ido cultivando aprendizaje y destreza en el campo, puede ser de suma utilidad, ya que gracias a ella, las intervenciones siempre son justificadas y realizadas de manera ética.
 

Ahora bien, para intervenir cualquier pieza, sea cual fuere su carácter, previamente habrá que adquirir conocimientos necesarios, tanto de los materiales empleados en su construcción, como la función del objeto y los sucesos socio-históricos donde la pieza actuó conforme a su tarea. Al realizar el estudio formal de la obra, con sentido común (actuando bajo los estándares establecidos de conservación), podremos realizar una propuesta de intervención que nos servirá como guía, donde indicaremos los pasos a seguir y los materiales a emplear (reversibilidad, legibilidad, durabilidad, fidelidad). Al tener claro esto, siempre documentando cada paso, tanto de manera escrita como fotográfica, y respetando lo descrito antes (leyes de patrimonio, principios éticos, etcétera), habremos realizado una Restauración ética, que como consecuencia nos convertirá en salvaguardas del Patrimonio.



domingo, mayo 06, 2012

Restauración de Bienes Muebles.


Debido a las diferentes patologías que pueden degradar a una pieza de carácter mobiliario escultura, lienzo, mueble, etcétera , es imprescindible actuar con inmediatez, ya que los factores de deterioro, si se dejan estar, son capaces de provocar daños mayores en la obra, y en algunos casos de forma irreversible. Un experto en el tema puede valorar el estado de conservación en el que se encuentra la pieza por intervenir y dictaminar los procesos necesarios para actuar de manera ética; sin dañar los diferentes estratos que no han sido atacados por agentes de deterioro, que pueden ser organismo como bacterias, hongos, insectos, incluyendo en esta lista a las antiguas intervenciones, que algunas veces perjudican más a la obra que los factores bióticos de menor envergadura.


La Restauración de Arte en cualquiera de sus vertientes, ya sea restauración de lienzo, que denominamos restauración de pintura con sus diferentes técnicas y soportes, entre los que encontramos la madera, los metales, la cerámica y otros; o la restauración de escultura, de igual forma en todos sus soportes; o incluso la restauración de mueble de diferentes épocas y características con materiales diversos... Tendrán que ser analizados antes de ser intervenidos, por lo que serán sometidos a una rigurosa investigación formal que ayude a datar la pieza y a determinar la composición de los materiales con los que ha sido elaborada, y así elegir de manera certera, qué métodos emplear para abordar la obra o bien mueble.


Una Restauración eficaz, será aquella en la que la intervención sea mínima —sin afectar a ninguna de las partes originales que no tengan que ser intervenidas—, será duradera y reversible, será con respeto a las características de la pieza y utilizando materiales específicos a cada estrato.

Para poder decir que una intervención ha sido completa, se deberá hacer un seguimiento minucioso tanto fotográfico como escrito, donde se dejará constancia de los procesos, justificando cada uno de ellos. Será una especie de cuaderno de bitácora en el que se describirá paso a paso el desarrollo de la Conservación-Restauración de la pieza.


viernes, abril 20, 2012

Restauración de Arte.



Escribir sobre la Conservación y Restauración de Bienes Culturales, es indispensable para todos aquellos que nos dedicamos a la labor de intervenir piezas de tal carácter. Gracias a ello, podemos enriquecer nuestro saber, pues al leer sobre intervenciones éticas aplicadas a obras que así lo requieren, ampliamos nuestro conocimiento desarrollando nuevos planteamientos que a futuro nos servirán para actuar  correctamente sobre cualquier pieza a restaurar. Sin embargo, también es igual de importante prestar atención a las piezas que no entran en el "saco" del Patrimonio Histórico, que son aquellas mejor denominadas como de uso cotidiano; entendiéndose éste, como piezas que a lo largo de la historia, por diferentes motivos y circunstancias han pasado a segundo plano en su valoración y catalogación, ya sea artística, arqueológica, matérica, etcétera. Dichas piezas, considerándolas como objetos físicos con diferentes estratos o partes, también sufren desperfectos y alteraciones con el paso del tiempo. A ésas alteraciones, las llamaremos patologías. De este modo, lo mejor para una intervención correcta (entiéndase correcta a una intervención basada en los principios éticos de Restauración), será hacer un estudio previo, clasificando las patologías de la pieza a intervenir y haciendo un guión a seguir, al que llamaremos propuesta de intervención.

Un propuesta de intervención debe de ser realizada en base a la obra por abordar, ya que se deber tener claro que no es lo mismo una restauración de un Bien Mueble (Restauración de Muebles, Restauración de Pintura de Caballete, Restauración de Escultura, Restauración de Portones, Restauración de Cerámica), que una restauración de un Bien de carácter Inmueble (Restauración de Pintura Mural, Restauración de Fachadas, Restauración de Retablos), y que tampoco es igual la propuesta que se hace a una pieza a la que solo se pretende intervenir de manera mínima, en forma de Conservación; que la que ha sufrido tales desperfectos que requiere ser tratada casi en todas las partes que la componen.


Retomando el tema de las piezas de uso cotidiano, y tomando en cuenta que sus patologías pueden ser iguales o incluso mayores a las de una pieza de carácter museable, se puede afirmar que para una buena intervención, es obligado un estudio previo que nos ayude a determinar los métodos necesarios para dar soluciones que sean eficaces para cada uno de los estratos, siempre cuidando la ética que nos identifica a quienes salvaguardamos la historia: los Restauradores de Arte.



lunes, febrero 14, 2011

El Art déco.

La geometría siempre ha sido el análisis de la composición de las artes visuales. Instintivamente al estudiar lo que el ojo puede ver se tiene la tendencia de descomponer una imagen en sus partes geométricas constitutivas -cuadradas, triangulares o circulares- a fin de encontrarles un sentido. Hasta finales del siglo XIX y los primeros albores del XX, este método fue la base de la teoría de las artes. Tanto Vitruvio como Palladio y Leonardo da Vinci fundaron su teoría artística sobre la geometría. Ésta fue la que fundó la estructura intelectual de su obra; vestidas de color y de sus temas, fueron obras de menos apariencia pero no por ello menos importantes. El célebre dibujo del Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci es quizá la imagen más conocida del análisis geométrico en el campo del arte. Aunque la geometría haya sido siempre el eje de la composición artística, solo recientemente dentro de la historia del arte las formas geométricas se han convertido por sí mismas en el lenguaje de la composición.



Las artes decorativas se han situado siempre en la estela de las bellas artes , pero en 1880 una serie de influencias, sobre todo las del arte japonés y el orientalismo en general, favorecieron los importantes cambios que se iban a producir. De ahí los antecesores del Art déco, como el Modernismo europeo y el Cubismo.


El desgaste económico provocado por la Primera Guerra Mundial, añadido a sus propias extravagancias, provocó el declive de Poiret. Pero sin duda fue él quien dio el tono al Art déco francés, que fue un estilo decorativo que ocupó un papel preponderante hasta finales de 1920.

El Art déco nació indudablemente de la moda, pero, a diferencia del modernismo, no buscaba ni llamar la atención ni reformar nada. El choque provocado por los cuadros cubistas colgados en las paredes de los interiores modernos se atenuó con los de estilo más clásico que les rodeaban, facilitándoles así el acceso a los salones de coleccionistas privados. Este tipo de compromiso, característico del Art déco francés, fue una especie de modernismo totalmente aceptado por la burguesía. En Francia el estilo tuvo dos elementos esenciales a los que remite el título de la célebre Exposición de Artes Decorativas de 1925: por una parte, el aspecto decorativo de las artes aplicadas modernas que iban dirigidas principalmente a los ricos y se concentraban sobre el retorno a las técnicas de lujo y al empleo de materiales exóticos; por otra, el éxito de los procesos de industrialización empleando materiales nuevos, como el acero tubular, y atentos, al mismo tiempo, a la calidad estética.


En términos generales, la mentalidad de los fabricantes con respecto a la nueva industria sufrió una transformación radical. Hasta el siglo XX los objetos se hacían con el ánimo de que duraran para siempre; mas con los métodos de fabricaciones menos costosas y más fáciles de realizar, la moda evolucionó y nuestro siglo se convirtió en el de los "cambios".

Bajo la influencia del Art déco francés, la inconstancia de la moda se extendió a todas las artes decorativas; el apetito por lo nuevo fue mucho mayor que el de los siglos precedentes cuando las cosas se hacía para que pasaran de generación en generación. Los decoradores de interiores pusieron, sin duda, su interés en crear una nueva moda, aunque cada decenio del siglo XX ha tenido su propio modernismo. La inspiración moderna supuso con frecuencia el retorno a las tradiciones más antiguas, y a lo largo de todo este siglo hemos visto florecer miles de alusiones al pasado bajo una u otra forma. El descubrimiento de la tumba de Tutankamón en los años 1920 lanzó la moda egipcia; el cubismo estuvo marcado por el arte africano primitivo y la influencia de Roma y Grecia no ha declinado nunca. Es mucho más fácil crear un lenguaje artístico moderno y aceptable cuando los cánones admitidos se integran en los estilos del pasado. El gran público no puede asimilar la novedad más que en dosis limitadas y la mayoría de los creadores de artes decorativas, tenían que tenerlo en cuenta para ganarse la vida. Esto no impide que el modernismo haya marcado el progreso artístico de la primera mitad del siglo y que la estilización geométrica haya sido la fórmula aceptada para transformar lo tradicional en moderno.





Biografía: Art déco y Funcionalismo. Tomo XLVI-II: Las artes decorativas en Europa. Suma Artis.